DSC_0275.JPG

La misión de los Siervos de María, según nuestras Constituciones nos señala lo siguiente: “Movidos por la gracia del Bautismo, por el impulso del Espíritu Santo y por la consagración religiosa, nosotros Siervos de María, queremos vivir y testimoniar el amor cristiano. Deseando actuar el carisma de la Orden, nos donamos al servicio de los demás, prologando en la historia de la salvación la presencia de la Madre de Jesús”

(Cf. Const. 73).